Localización de aplicaciones y software

Localiza tu software y tus aplicaciones 
de forma replicable, escalable y rentable tanto si utilizas Agile como Waterfall

Nuestros servicios de localización de aplicaciones y software

La localización de aplicaciones o software es el proceso de adaptar una aplicación o un producto de software a los requisitos lingüísticos, culturales, técnicos y normativos de un mercado de destino. Se trata, no solo de traducir y adaptar una aplicación o un software, sino también toda la documentación relacionada.

En LangLink podemos localizar tu software a uno de los principales idiomas de Europa, Asia, Oriente Medio, África o América Latina: alemán, árabe, chino, coreano, español, francés, hebreo, italiano, japonés, neerlandés, portugués, ruso, etc.

Ofrecemos un completo conjunto de soluciones de localización de software a más de 50 idiomas que te ayudarán a lanzar tus productos con éxito en mercados internacionales.
El proceso de localización de LangLink cumple las normas que marca la Asociación de Estándares de la Industria de Localización (LISA).

Una aplicación o un software puede tener que adaptarse para hacer que sea compatible con distintos factores:

  • API (interfaces de programación de aplicaciones) locales, sistemas operativos, buscadores o incluso monedas y normas contables
  • Caracteres de dos bytes usados en idiomas asiáticos, como el japonés, el chino y el coreano
  • Sistemas de escritura de derecha a izquierda, como el del árabe, el hebreo o el farsi
  • Iconos que tienen un significado propio en una determinada cultura y connotaciones subyacentes de los esquemas de color
  • Algoritmos de clasificación de conjuntos de caracteres que no pertenecen al alfabeto latino
  • Activación de distintos métodos de introducción de datos
  • Variaciones propias de un lugar, como formatos de fecha (p. ej., dd-mm-aaaa frente a mm-dd-aaaa), sistemas de calendario (p. ej., los calendarios musulmanes y hebreos se basan en meses lunares), monedas, formatos de dirección, etc.

Nuestro proceso

Las aplicaciones o los productos de software bien localizados parece que se hayan escrito y diseñado específicamente para el mercado de destino. Para conseguir una localización perfecta, además del idioma, hay que tener en cuenta una serie de aspectos, como por ejemplo las unidades de medida, el formato de los números, de las direcciones o de la fecha y la hora (corto y largo), los tamaños del papel, las fuentes, la selección de fuentes predeterminadas, las diferencias en el uso de mayúsculas y minúsculas, los conjuntos de caracteres, la manera de ordenar las palabras, de separarlas y de unirlas con un guion, las normativas locales, los derechos de autor, la protección de datos, los métodos de pago, la conversión de moneda y los impuestos.

El proceso de localización estándar incluye los siguientes pasos básicos:

A. Preparación de los archivos antes de localizarlos

  1. Análisis del producto y evaluación de su nivel de internacionalización
  2. Bloqueo del código fuente
  3. Investigación terminológica y creación de glosarios
  4. Creación de un kit de localización (consultar abajo)
  5. Planificación previa a la producción, definición de los plazos de trabajo y organización del equipo que trabajará en el proyecto

B. Localización de la IU: traducción y adaptación de la interfaz de usuario

  1. Aislamiento de las cadenas traducibles del software
  2. Selección y subida de la memoria de traducción creada en proyectos de traducción anteriores
  3. Traducción y edición de las cadenas de software
  4. Finalización del glosario bilingüe de la IU
  5. Modificación del tamaño de los cuadros de diálogo
  6. Adaptación de las teclas de aceleración, las descripciones emergentes, el orden de las pestañas, las opciones de menú, los botones y el orden en los cuadros de lista

C. Localización de la IU: pruebas y publicación

  1. Pruebas funcionales del producto localizado
  2. Pruebas lingüísticas del producto localizado
  3. Revisión de la IU por parte del cliente
  4. Bloqueo de la IU localizada

D. Localización de la ayuda online y traducción de la documentación

  1. Inclusión de capturas de pantalla en la documentación
  2. Traducción y edición de los archivos de ayuda y la documentación
  3. Compilación de los archivos de ayuda
  4. Aplicación de formato a la documentación traducida
  5. Pruebas de la ayuda online (incluye comprobaciones para garantizar la coherencia con el software localizado)

E. Revisión por parte del cliente e implementación de los cambios propuestos

F. Actualización de la memoria de traducción (preparación para la próxima versión del software)

Kit de localización del software

En los proyectos que lo requieren, LangLink también crea un kit de localización que incluye:

  • Los archivos de origen para traducir
  • El material de referencia
  • La guía de estilo
  • La información de contacto
  • Las plantillas para la gestión de consultas
  • El procedimiento de revisión
  • El sistema de seguimiento de los plazos acordados

Nuestro equipo

Nuestro equipo de localización de aplicaciones y software está formado por ingenieros profesionales de localización de software, responsables de proyecto, traductores, editores, revisores, coordinadores lingüísticos y revisores de calidad con conocimientos técnicos en el área de las industrias verticales para garantizar que el trabajo entregado cumpla, o incluso supere, las expectativas y los requisitos específicos de los clientes.

  • Responsable de proyecto: es el punto de contacto de nuestro equipo y del cliente, y trabaja bajo la supervisión del director de cuenta.
  • Traductores cualificados: todos nuestros traductores han superado una prueba basada en nuestro informe de calidad de traducción (TQR). Asignamos los recursos más adecuados a cada proyecto y siempre los mismos traductores a una línea de producto específica de un cliente concreto.
  • Editores expertos: nuestros editores tienen una dilatada y probada experiencia en el mundo de la traducción. Son profesionales fiables y responsables, con mucho talento y aptitudes. En LangLink, el editor principal de una línea de producto es también su responsable lingüista y de calidad.
  • Revisores rigurosos: los revisores tienen un gran conocimiento y experiencia del sector para el que trabajan y se ponen en la piel del público de destino para revisar y corregir las traducciones con una mirada nueva y sin consultar el contenido de origen.
  • Revisores de calidad: nuestro equipo de control de calidad revisa entre un 10 y un 20 % del total de las traducciones para ayudar al responsable de proyecto y al coordinador lingüístico a medir y controlar la calidad.
  • Revisores en el país de destino o revisores externos: a menudo los clientes solicitan la intervención de estos profesionales como garantía adicional de calidad del proyecto.
  • Coordinador lingüístico: trabaja con el responsable de la gestión de talento y el responsable de proyecto para buscar y formar a los recursos adecuados, proporcionar al equipo comentarios relativos al rendimiento, así como planificar los plazos de entrega y asegurar la calidad del trabajo de cada combinación de idiomas de un proyecto.
  • Equipo de autoedición multilingüe: se asegura de que los documentos traducidos cumplan con todos los requisitos y estén listos para publicarse en el formato adecuado.
  • Ingenieros y encargados de pruebas: trabajan con el equipo de desarrollo del cliente para que todos los elementos de la interfaz de usuario localizada (incluidos los botones, menús y cuadros de diálogo) se muestren correctamente al público de destino y para que la traducción que aparece en pantalla encaje en el contexto.

Hablemos de tu próximo proyecto